Fragmento "Manifiesta no saber firmar"

"La casa del señor Candidato también tiene nombre, se llama Gobernación. Pero creo que no es de él, porque cuando pasaron tres veranos ya no vivía ahí. Después vivía otro que se llamaba igual, pero cambian de nombre cuando llegan a vivir a esa casa porque la mayoría termina llamándose “Señor Gobernador”. Hay otra casa que se llama Alcaldía y el que vive ahí se llama Alcalde, pero al principio también se llamó igual que el otro... Candidato. ¿No saben ellos que tantos nombres pueden causar confusión? Pero prefiero a Candidato porque es bueno. Él regala comida y cuando nos lleva al hospital nos atienden; caso contrario cuando se cambian el nombre por el de Gobernador, Alcalde o Senador, ya no nos conocen. Siento que no sólo cambian el nombre, sino también el alma."

viernes, 22 de febrero de 2008

EL PRINCIPE DE IPAPURE

Jissis Ed, con Miguel Angel López Hernanández (Premio Casa de las Américas de Cuba, 2.000), Victor Bravo Mendoza (Escritor Guajiro), Estercilia Simanca Pushaina, Vicenta Maria Siosi Pino y Jhonz Zarate.

Jissis Ed, en Ipapure pastoreando sus chivos y ovejas.


Hola, me llamo Jissis Ed. Pallares Iguarán, pertenezco al clan Juusayuu y mi territorio ancestral es Ipapure que traduce "Lugar de Piedras", y esta ubicado en la Alta Guajira. Estudie en el colegio Britanico de Maicao (La Guajira) pero decidí este año interactuar con los niños y niñas de mi comunidad fortaleciendo de esta forma mis lazos familiares maternos. Ahhh, soy hijo de Ana Arinda Iguaran Palmar y Joel Pallares, tengo 8 años mi abuela se llama Norka y mi tia preferida se llama Titina. Me gusta la literatura y soy fiel lector de los autores wayuu como Estercilia Simanca Pushaina, Vicenta María Siosi Pino y Miguel Angel López Hernández, autores wayuu de mucho prestigio y renombre en el departamento de La Guajira Colombiana, Venezolana y en el mundo entero, soy muy afortunado en conocerlos y compartir con ellos momentos inolvidables de mi vida.
Gracias.






1 comentario:

FORUM dijo...

Yo conocí Ipapure. Allá viví dos días y sus noches, su silencio y la noche estrellada me hicieron escribir una poesía olvidada por, pero siempre amada. Sin lugar a dudas tienen un escenario natural y pastoril bellisimo.