Fragmento "Manifiesta no saber firmar"

"La casa del señor Candidato también tiene nombre, se llama Gobernación. Pero creo que no es de él, porque cuando pasaron tres veranos ya no vivía ahí. Después vivía otro que se llamaba igual, pero cambian de nombre cuando llegan a vivir a esa casa porque la mayoría termina llamándose “Señor Gobernador”. Hay otra casa que se llama Alcaldía y el que vive ahí se llama Alcalde, pero al principio también se llamó igual que el otro... Candidato. ¿No saben ellos que tantos nombres pueden causar confusión? Pero prefiero a Candidato porque es bueno. Él regala comida y cuando nos lleva al hospital nos atienden; caso contrario cuando se cambian el nombre por el de Gobernador, Alcalde o Senador, ya no nos conocen. Siento que no sólo cambian el nombre, sino también el alma."

martes, 2 de febrero de 2016

5 Movimientos

HAY FESTIVAL-Riohacha/2016.
Por: Astergio Indalecio Pinto Apüshana
astergio.pinto@gmail.com

Luego del encuentro con mis dos escritores contemporáneos favoritos: William Ospina y Estercilia Simanca, debo manifestar que durante el conversatorio me permití leer con bastante atención sus cuerpos, ese cuerpo que somos, que nos describe en la legitimidad de nuestro carácter y nuestra posición o postura en el contexto. Luego de escucharlos debo dejar por escrito varios puntos que no son más que una percepción del “encuentro entre dos mundos”
Demasiada conexión con lo ancestral, hay un arraigo para no perder la identidad y el origen…es una manera propia y segura para no quedarse en ese lugar onírico y virgen llamado en occidente “Limbo”, hay un origen que va más allá de lo tangible, no hay una teoría como herramienta, siempre aplicamos la duda metódica es como no saber cómo se llama este origen pero todos sabemos que se siente…No hay una teoría codificada en la que afirmemos que el principio de la vida parte única y exclusivamente de los principios científicos conocidos como el famoso Big Bang .
Puedo parafrasear a un “Griot” que realiza una presentación o una visión del mundo en el documental dirigido por Claude Nuridsany y Marie Pérennou cuyo viaje duró 6 años para terminar la realización de Génesis, partiendo de la experiencia adelantada en Microcosmos (…)
“Estar vivo es tejer una historia entre un principio que no recordamos ya…y un final del que no sabemos nada”. Yo como parte de este microcosmos, con una sensibilidad por mi cultura con la cual nutro mi trabajo día a día considero que el encuentro de dos mundos  entre William y Estercilia es un reflejo del universo en miniatura que se convierte en un monstruo que igual que Jepirra abraza y protege toda la historia e identidad de un pueblo, una ciudad y un país que reconoce al otro, que lo acepta y se nutre de sus valiosos aportes…
Así como acepto el aporte de Ustedes dos: William Ospina y Estercilia Simanca, por ayudar al rescate y preservación de un legado multi y pluricultural y no solo de un tema cerrado, es un circulo abierto, una situación que parte de un proceso colectivo, cooperativo multidisciplinar e integral (trueque colectivo).
Pude ver disciplinas, energías y muchos géneros, matices sujetos a un cordón umbilical que conecta la escritura con la música, la danza con los ardientes comienzos de nuestra cultura, nuestro mundo, nuestro planeta y la aparición de la vida misma y porque no! Descubrir nuestra religión: que no es exclusivamente un Dios, puede ser la literatura o la música como lo afirma Hilton Schilder compositor y multi-instrumentalista que nos da una idea de cómo liberar tu mente…yo afirmaría que este es el camino para liberarnos de los códigos y las formas pre-establecidas; en mi caso la Danza seria mi religión y mi razón de ser, es el medio por el cual vuelvo al origen en donde el arte inter o multidisciplinar convergen para que el silencio se haga escuchar para no caer en el olvido…
-El equilibrio perfecto entre dos mundos o uno solo, que se nutre de diferentes lenguajes, puntos de vista, áreas y géneros” Open to mind…(abre tu mente) Diversidad señores! Eso es: La Guajira, eso es Colombia!
Para entrar en materia…!
(I) Primer Movimiento
-Süpüna Üuchi o Üuchika
-Under the Mountain
-Bajo la Montaña
Es la conexión a través de los lenguajes evocados por sus creencias míticas o mágico religiosas mezclado con la seriedad, inocencia y sabiduría que integran o forman una parte sagrada de la tierra como lo explica William hemos sido la suma de varios momentos históricos de nuestro país o como lo afirma Estercilia en sus escritos acercándose a temas propios de su contexto guajiro y wayuu somos la suma de muchas fuentes ricas culturalmente hablando.
según expertos, La Guajira  “es uno de los centros energéticos del mundo”…volviendo de mi viaje creativo que se nutre y busca perfeccionar un discurso claro en occidente, recuerdo las veces que “Jepirra” específicamente todo un conjunto Montañoso en donde golpea el mar caribe conocido por los alijunas (agente que pertenece a otra comunidad o como se denomina al hombre de otro lugar del mundo dentro de la cultura wayuu); “Cabo de la Vela” que no propiamente es una ciudad, es para mí y otros que formamos parte de esta cultura milenaria que aun preserva su cultura y sus creencias el lugar donde reposan las almas de los difuntos…convirtiéndolo en ese lugar sagrado en donde ocurren situaciones sobrenaturales a las que muchas veces tememos; ese lugar onírico y virgén que no es precisamente el limbo para la comunidad Wayuu, es el lugar en
donde tal vez convergen una relación abierta entre lo desconocido y lo que te espera cuando llegue el momento en que la vida comience después de la muerte según esta cultura matrilineal a la que pertenezco (…)
Por fortuna no se tocaron varios temas actuales con respecto a nuestra realidad nacional (aunque hablamos del proceso de paz en la Habana y los posibles cambios que esta pueda traer a la sociedad)
En este momento es una parte activa y cobra fuerza de nuestra realidad nacional que muchas veces puede avergonzarnos como ciudadanos, olvidando que muchos llamados al orden y la conciencia…llamado que nos hace el nordeste:
“ese viento fuerte es como una madre intentando disciplinarte” Disciplin_Arte como yo lo diría.!
 Quisiera parafrasear nada más y a nada menos que a Sommerset Maugham en Al filo de la navaja: “hombres y mujeres no son solamente ellos mismos; son también la región donde nacieron, el departamento, la ciudad o la granja donde aprendieron a caminar, los juegos que jugaron cuando niños, las escuelas que frecuentaron, los cuentos que escucharon de los ancianos, las comidas que tomaron, los deportes que practicaron, los poetas que recitaron y el Dios en que
creyeron…”. Y si! una de las razones de lo contemporáneo es no pretender ser novedoso es regresar solamente a los recuerdos, a la memoria, es hacer un arte interdisciplinar de carácter social, es elaborar eventos históricos, dar cuenta de la realidad que cada cual vive…
Después de citar y parafrasear en el párrafo anterior,  vuelvo al momento en que William describe de una forma intangible lo que vives y sientes en Colombia y lo que es desde su cosmovisión que es tal vez lo mismo que yo siento cuando estoy en “Jepirra” el Cabo de la vela, al otro lado del mundo en el que él vive y ahora a unos pasos  de donde yo vivo…intercambiando conocimiento, multiplicando otro y porque no: eliminando fronteras visibles e invisibles, reconociendo y aceptando la diversidad que nos define y enriquece hallando en cualquier ámbito un ritmo que resuene en lo habitado por el cuerpo y que proyecte la perspectiva que supone la expresión de los mundos, en mi caso entre dos mundos: el de occidente y el que puedo habitar en el seno de mi ranchería, escuchando los relatos de mi abuela Alcira o Josefina matrona Wayuu de la casta Apüshana hija de Arnoldo Granadillo de la casta o eirrükü Ipuana por eso soy la suma de muchos y de todos esa es mi esencia: Astergio Indalecio Blanchard Pinto wayuu quien es el resultado de dos mundos: el de mi madre Camelia Antonia Pinto Apüshana y el de Darío Enrique
Blanchard Pérez; ella wayuu y él un alijuna con apellido de origen
francés, hombre de carácter fuerte, con una presencia que se queda en la memoria con solo verlouna vez…o unas cuantas veces no importa que tanto…el apellido pinto se lo debo al bisabuelo Juan  Pinto Magdaniel, al padre de mi abuelo Alcides Pinto Medina de quien tengo los mejores recuerdos cruzando fronteras invisibles de cultura e idioma para conquistar a mi abuela Alcira o josefina y vuelvo a decirle como siempre le he dicho “Mamaä Toüshika” Mamá Abuela…cuando hablo de Don Alcides evoco su destreza para manejar dos lenguas: el castellano y el wayünaiky o lengua Wayuu; jamás escuché una discriminación racial o una diferencia, creo que el tenía una visión de un mundo que compartimos como una oportunidad para en conjunto sumar al flujo del naciente movimiento de memoria pluri y multicultural que en el año 2012  políticamente asumimos con orgullo como diverso desde el territorio reflejado en todas las convocatorias y publicaciones en el campo social y artístico que demuestra una necesidad de observar como representamos nuestro imaginario y como re significamos nuestra vida al acceder a escenarios distintos de la vida cotidiana y de nuestra realidad nacional, no solo Bogotá-Colombia, ni Riohacha ahora Distrito turístico y cultural: el mundo y las ciudades siempre han sido un crisol de culturas, energías que van y vienen, se quedan o sencillamente mutan o se transforman.
¿Donde queda Juan Pinto…de donde nace el apellido Medina, porque mi Madre, mi tío Ovidio Martín Pinto Granadillo o William Pinto y Eduardo Pinto tienen el Pinto y no el Medina como María Medina Granadillo, Romelio Medina y otro que solo decide llevar el Granadillo con orgullo como mi tío Reginaldo…porqué algunos Pinto Granadillo y otros Pinto Apüshana o Arpüshana o mal escrito Arpüshaina…porqué dos nombres como el caso de mi abuela: Josefina en Colombia y Alcira en Venezuela…eso será en otro escrito que por ahora queda como una tarea que se debe concluir en la magia de una tierra milenaria y mágica como Jepirra en La Guajira Colombiana o en cualquier lugar que me acoja.
¿Soy mestizo, castizo, Mulato, Diverso o soy como me asumo ser?
Podría citar o parafrasear el discurso de Canclini sobre la hibridación de las culturas en este preciso instante pero no quiero extenderme…estas son mis preguntas existenciales que si no resuelvo, algún otro rebelde con causa en mi familia asumirá investigar y resolver…esto hace parte de mi compromiso y no solo el mío…es el de todos.
“los indígenas como principio de esta humanidad” esa es la manera en que finalizo y digo que me gusta desde el re encuentro con mis orígenes este primer movimiento de cinco…sigo viajando a
través de los ojos de este trueque colectivo Interdisciplinar.
(II) Segundo Movimiento
-Sülüpüna Tü Waküwaipaka Sümaiwajatka.
-A través del Pasado.
_ Through The Past.
“fuerte conexión espiritual con la naturaleza”
Situación e iniciativa que se hereda y preserva de los San y los Khoi porque aunque los nativos son occidentalizados, anglicanizados, oprimidos y son explotados tienen y mantienen una riqueza que no puede ser perturbada y destrozada por la colonización.
Para mí el movimiento más emotivo de todos hasta ahora, dos seres me conectan con las propiedades escondidas en las plantas… vuelvo a mi pasado: El Jayeechi (la palabra hecha canto en la cultura wayuu) ¿Quién soy yo? No basta con decir Astergio Pinto wayuu de la casta Apüshana ahora reconozco igual que Umthwakazi que tengo mucho de todo y de todos… soy diverso pero a la vez único e irrepetible así suene vanidoso y ególatra sin volver al discurso de Canclini de la hibridación de las culturas llevo un indígena dentro de mí, llevo un mestizo dentro de mí, llevo un negro y quizás un mulato dentro de mi…llevo un islam dentro de mí ya que viví los primeros años de mi vida con ellos, llevo un alijuna dentro de mi…no es solo el negro, el indio, y el blanco en mi conjunto diverso que se extiende, es todo un linaje como lo afirma Umthwakazi  en la película Ciudad del Cabo en 5 movimientos  “hay de todo, hay de cada religión, hay de cada raza y de cada vida, de todo lo que existe en este mundo hay en este cuerpo”…ella también Danza, compone, canta y ejecuta un instrumento y lo más importante vibra con su esencia que reconoce diversa 100% .
Cuando hablo con Estercilia me recuerda que este crisol de estilos presentes en la región dio origen a todo tipo de fusiones….finalmente este es el legado que nos toca hoy día en estos meses en los que se acercan los días de carnaval…eso que adoptamos para seguir con nuestra identidad y materializar con respuestas danzadas, esas preguntas existenciales que surgen en el diario vivir.
¿Dónde crecí y sigo creciendo verdaderamente? Otra pregunta existencial para Astergio…
Recuerdo la Mezquita en el centro de la ciudad en la que nací que se llama Umar Inn al_ajjttadOmar ibn al-jattab, también la presencia de un par de iglesias católicas e internados indígenas etnoeducativos que más que preservar y difundir tú cultura estaban codificándote con los mandamientos católicos a través de los capuchinos, monjas y sacerdotes encargados de tu formación o de-formación llamado proceso de alfabetización para que “no manifiestes no saber firmar” o que naciste un 31 de Diciembre como lo evidencia el escrito-denuncia pública de Estercilia Simanca “Nacidos el 31 de Diciembre” no puedo dejar de enunciar a las iglesias cristianas que también tenemos una visión del mundo que nos separa de nuestra cosmovisión Wayuu…para la iglesia es pecado visitar a un Piachi (Chaman Wayuu), seguir o torcer los designios de la naturaleza así como interpretar, seguir u obedecer el significado de los sueños que son de vital importancia para la comunidad Wayuu y ni hablar de intentar conservar o preservar las costumbres socio-culturales y políticas de esta milenaria cultura, cabe resaltar que solo hasta hace poco tiempo se les dio el valor a los Piachis y a los palabreros con su propio sistema de normatividad para resolver conflictos, toda vez que el Pütshipü (Palabrero) es un personaje mediador de conflictos con una política propia para mantener el equilibrio entre esta comunidad que día a día se preocupa por la preservación de sus culturas. Majestuosa manera de resolver un dialogo entre ese legado que quiero evidenciar a través de un profundo agradecimiento a los que están y estuvieron en la lucha de la preservación de culturas ancestrales que se mimetizan en una globalización que día a día nos permea…
 (III) Tercer Movimiento
-Chéjerrü Süchikejé Kaspolüín .
-Más allá del Arco Iris.
_ Over the Rainbow.
Cabe resaltar la importancia de la preservación del linaje o de las culturas de generación en generación…en la cultura a la cual yo pertenezco como agente, debo enunciar que la tradición a través de la palabra hablada es de vital importancia…ahora que camino entre dos mundo que es occidente y mi resguardo indígena, puedo decir precisamente que la mezcla de estos “polos opuestos” son los que me permiten mantener una línea de pensamiento que me acerca y me motiva a la preservación de mi cultura para que pueda trascender y el contacto con la educación occidental es la que me permite visibilizar esta diversidad y esta riqueza con la que contamos en los pueblos originarios de América Latina.
En este Movimiento me llamó la atención escuchar el texto de Ospina en el que él mismo recita como nos hemos relacionado de manera protocolaria, es casi de forma dilatada, detenida en los tiempos…pero sobre todo ineficiente muchas veces, contrario a los estados de Estercilia en el que se dirige de forma directa contra un tema específico, en el que invita  no solo a la reflexión también a la reacción al mismo…
(IV) Cuarto Movimiento
-Süpulatü/Sótpüna .
-En el Límite.
_ On The Edge.
Las divisiones, las etiquetas, las diferencias raciales y de carácter socio-económico y político. Son palabras que quedan desmanteladas cuando leemos la realidad nacional recitada o descrita por Ospina, así mismo cuando Estercilia describe los paisajes que rodean a La Guajira pero que lamentablemente la acompañan sus administraciones que nos llevan a vivir condiciones que ante la panorámica global es hostil.
Cuando los vi a los dos dirigirse a sus asientos vi dos cuerpos que se dispusieron a conocerse: “vamos a sentarnos y hablar” un tipo de reconciliación innata y filosófica que busca rescatarse y preservar con el sistema de normatividad de los wayuu mediante sus palabreros.
“Extensión de un legado a una era, a un nuevo milenio, a una manera de ver el mundo…”
Todo el tiempo pensé en una formación de las naciones (globalización). Aspectos que dan cuenta de que la historia de la humanidad ha estado marcada por los constantes movimientos de la población. Las riquezas de nuestros pueblos reflejan los procesos de búsqueda, que hacen las personas, de un lugar social y político dentro de un territorio. Una búsqueda que tiene unos anclajes simbólicos y del recuerdo con el lugar de “origen”, el cual es rememorado con exaltación y al cual se le atribuyen valores morales muy positivos. La cita de estos dos mundos el de William y Estercilia  hace un enlace directo entre memoria, territorio y espacialidad para mostrar que los lugares pueden habitarse de distintas maneras. Asimismo, el conversatorio que presencié fue como una obra cinematográfica que refleja la heterogeneidad de los pueblos  que viven situaciones diversas, tienen propósitos distintos (trabajo, estudio, refugio) y generan procesos y movimientos migratorios físicos y espirituales de diverso tipo.
Este encuentro fue hablar  de nosotros sin máscaras, de sujetos virtuosos en el movimiento y los cambios históricos de nuestra sociedad, en la interpretación y en la creación de un mundo posible y mejor. Es un proyección sustentada en la necesidad de hacer, a través del movimiento corporal y sensitivo de la literatura, un viaje a los orígenes. Un origen que va a revelar la “identidad” propia y colectiva de los sujetos, de la identidad nacional, la esencia de ser y estar en el universo. En este punto recuerdo a una gran Maestra colombiana, Delia Zapata, Cartagenera…con la que tuve el privilegio de danzar antes de su muerte…en el palenque de Delia en Bogotá….cuando hablaba profusamente al inicio de sus funciones sobre el papel central de su danza para el rescate y conservación de lo ancestral y la identidad a mediados del siglo pasado y enseñaba las claves de la interpretación y la recepción de su espectáculo como el espectáculo de la Nación. En la atmosfera de este dialogo con Ospina y Simanca  se inserta en cierta medida en estas reflexiones que hacía la Maestra Delia Q.E.P.D.
Como coreógrafo, estoy interesado en historizar lo que por definición carece de historia que es el “cuerpo ancestral”. Por ello, este DOCUMENTO concibe la danza como revelación de un cuerpo, que es el viaje hacia sí mismo, entonces, ¿por qué no volver al origen a través del movimiento corporal? “Porque si el cuerpo es conocimiento, arte y religión, en los vínculos con las tradiciones, con los saberes ancestrales y con la memoria de nuestras culturas, allí es donde se despliega un amplio espacio de experimentación e investigación, propicio para la formación y creación artística a partir de los nuevos lenguajes del arte y sus tendencias.
Todo esto supone la sensibilización del cuerpo hacia su propia cultura y la proyección hacia sí mismo como una fuerza que le permita imprimir su lenguaje con identidad”. La Literatura, La danza, la cinematografía y el cuerpo son entonces una posibilidad para la construcción de la nación.
Finalmente debo resaltar que es la primera vez que decido escribir luego de escuchar un conversatorio,  luego de digerir lo hablado…
Para este acercamiento puedo decir que se parte de la exploración de espacios naturales y geográficos de uno de los países más relevantes e importantes del mundo, por su historia y su carga emotiva…para convocar a personajes, en este caso William y Estercilia, escritores de diferentes géneros y  profesionales en otras disciplinas que le impriman su estilo a esta realidad nacional que arroja como resultado las producciones de ellos por separado, que tenemos el privilegio de ver en Colombia…al otro lado…reflejando una diversidad incuestionable no sólo en Colombia sino en toda la geografía mundial, de lo cual se procura generar diagnósticos y rastreos que buscan aclarar nuestro origen, nuestras historias, nuestros antepasados, así como la evolución sobre las cuales se pueda desarrollar un material tan completo y a la vez complejo para una investigación y producción escrita, partiendo de la construcción de movimientos que se desarrollan  con el entorno que habitamos, cuenta y ejemplifican la forma de pensar de la sociedad actual, su cosmovisión y cosmogonía, la profundidad de su percepción del mundo natural y sobrenatural, y su sentido del deber humano en relación con su propia sociedad.
(V) Quinto Movimiento
-Süchírrüa Wátta Kaí.
-Hacia el Futuro.
_ Into The Future.

Ya pasó, sucedió:  Estercilia presentó a la comunidad guajira y a los visitantes a un ser humano con criterio y posturas muy claras, alguien que también ha tenido sus baches a la hora de tomar posición frente a muchas cosas políticas del país;
Él también se ha lavado las manos
Él también ha apoyado a los que no debería apoyar
Él también ha atacado a los que no ha debido
Él también se ha quedado quieto...atónito a esperar que sucede…!
Ella se lo presentó a la gente intelectual y básica como lo diría textualmente...
Él es eso: Alguien que también sabe que la ha embarrado, alguien que en este punto está conmovido y se conmueve porque sabe a profundidad lo que sucede en la guajira
Creo y confío plenamente en estos espacio de charla y reflexión, más allá de presentar a un autor y su última producción, es conocer su postura, debatir en torno a la realidad actual, no solo política, también la concepción de ideales que resultan meramente relacionados con lo personal lo que eliges como proyecto de vida, la charla de Ospina y Simanca fue lo más visceral que escuché porque las voces se entrecortaron…porque la incomodidad estaba presente pero sobre todo un Aura de mutuo respeto aparecía en el escenario…escenario que seguramente se extiende más allá de un espacio de elite porque en el público encontré más gente básica que intelectual y eso me gusta porque eso brinda unas herramientas de conciencia necesarias para escuchar a un agenciador de una obra literaria.

Quizás en un futuro los discursos cambien, o sencillamente vivamos una transformación que permita valorar la producción de estos dos autores a los que sigo y me gusta leer.

No hay comentarios: