Fragmento "Manifiesta no saber firmar"

"La casa del señor Candidato también tiene nombre, se llama Gobernación. Pero creo que no es de él, porque cuando pasaron tres veranos ya no vivía ahí. Después vivía otro que se llamaba igual, pero cambian de nombre cuando llegan a vivir a esa casa porque la mayoría termina llamándose “Señor Gobernador”. Hay otra casa que se llama Alcaldía y el que vive ahí se llama Alcalde, pero al principio también se llamó igual que el otro... Candidato. ¿No saben ellos que tantos nombres pueden causar confusión? Pero prefiero a Candidato porque es bueno. Él regala comida y cuando nos lleva al hospital nos atienden; caso contrario cuando se cambian el nombre por el de Gobernador, Alcalde o Senador, ya no nos conocen. Siento que no sólo cambian el nombre, sino también el alma."

domingo, 10 de octubre de 2010

II ENCUENTRO DE CRITICA LITERARIA UNIVERSIDAD NACIONAL 2010. Los escritores como criticos.

Roberto Burgos Cantor y Estercilia Simanca Pushaina.
José Zuleta Ortiz (Escritor, revista de poesía "Clave", Revista Odradek el cuento)

Marta Orrantia (Novelista y editora) Julio Paredes (Escritor, programa Libro al viento)


Esta Mesa estuvo coordinada por Alejandra Jaramillo, de la Universidad Nacional, Maestria en Escrituras Creativas.



EL encuentro, que en esta oportunidad se dedicó a indagar el lugar de la critica en el campo cultural literario colombiano, es un evento académico que convocó a criticos, escritores. profesores yestudiantes en torno a la pregunta sobre el lugar que ocupa la labor critica dentro del campo cultural naciona. Como agentes de este campo, se buscó establecer un dialógo entre los invitados a través de sus conocimientos y experiencias tanto de la academia como en los distintos medios de divulgación cultural, asi como en la escritura de ficción y de sus relaciones con la critica. La suma de estos aspectos supone la elaboración de una cartografía de las prácticas, sujetos, funciones y roles de quienes hacen critica en Colombia. se entiende, por tanto, la necesidad de considerar la labor critica, que sin figurar en el gran circuito nacional, alimenta los espacios regionales de divulgación cultural o de discusión académica.